Pan Casero Fácil

"Elaborar pan en casa hace feliz" esta afirmación no es mía, pero la comparto totalmente. Es de Ibán Yarza que es el ...

Pan-casero-facil-rico-hogaza

"Elaborar pan en casa hace feliz" esta afirmación no es mía, pero la comparto totalmente.

Es de Ibán Yarza que es el autor del libro que me trajo el Olentzero el año pasado y el que me metió el gusanillo de hacer pan casero.

Es una de esas labores que se hacían antiguamente en muchas casas y que por suerte estamos recuperando. No, yo no hago pan para comer a diario, es algo que requiere cariño, paciencia y tiempo pero si se juntan esos 3 momentos en uno....surge la magia.

Me pongo poética, jejeje....pero amasar, oler, esperar, ver cómo crece la mano y cómo  se transforma después en el horno es una auténtica pasada!, los que habéis hecho pan me entendéis  y los que no....ya estáis tardando.

Yo he comenzado con la receta más fácil que hay y que se elabora a partir de los ingredientes más sencillos. Lo cierto es que he hecho un mix entre una receta que me pasó mi cuñada, otra del libro " Pan Casero" del "artista panarra" que os mencionaba al inicio y como en casa somos una buena tropa.....he doblado las cantidades.
Como  veis sale un cacho pan considerable (se me olvidó pesarlo por curiosidad) pero lo bueno de estas hogazas es que envueltos en un paño aguantan genial varios días, si les dejas...

Vamos allá. 

INGREDIENTES
(Os pongo las cantidades que usé yo pero si queréis un pan normalito....con la 1/2 es suficiente)

- 1 Kg. Harina de Fuerza.
- Un poco más de Harina para espolvorear sobre la superficie donde amasaremos.
- 14 grs. de Levadura fresca de panadero (la venden en el súper en dados como de 20 grs en la zona de las pizzas, masa de empanadillas....)
- 2 cucharaditas de Sal
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 650 ml. de agua templada.

Yo le eché por encima unas semillas que me quedaban del bizcocho de remolacha que hice hace ya unos días que por cierto, os pasaré también la receta porque fue un éxito, pero vamos.....que no son necesarias para la receta.

ELABORACION


En un bol grande mezclamos la harina tamizada, la sal y la levadura desmigada, se puede hacer con un tenedor o cuchara de madera aunque a mí me encanta hacerlo con la mano.

Después añadimos 650 ml. de agua templada y las 2 cucharadas del aceite de oliva.
Removemos primero con el tenedor y después cuando ya esté todo más integrado espolvoreamos la encimera con harina y empieza la diversión!.


Sí, para mí amasar es una auténtica gozada. Lo tenemos que hacer empujando la masa hacia delante y doblándola. Primero, notaremos que la masa se nos pega a las manos y a la superficie pero poco a poco y añadiéndole un poco más de harina se convierte en una masa suave y elástica. 


Es fundamental no tener prisa, en el libro se explica cómo los tiempos de reposo son fundamentales ya que ahorran amasado y a su vez durante ellos se producen reacciones fundamentales entre los ingredientes para dar lugar a un buen pan.
Para que repose la masa la dejaremos en un bol espolvoreado de harina, tapado con un paño y a poder ser en una habitación templada o a temperatura ambiente, lejos de corrientes.


Tras esperar una hora comprobamos que la masa ha comenzado a aumentar su volumen.
Es el momento de apretar la masa  con los dedos (como pinchándola) y volver a dejarla reposar otra hora.



Yo la dejé 1 hora y media y cuando volví a verla....era como un alíen jejeje....

Precalentamos el horno a 240º grados e introducimos una cazuela espolvoreada con harina y tapada.

Transcurrido este tiempo, hacemos una bola con la masa pero sin toquetearla mucho para que no pierda el aire y se introduce en una cazuela.



Este es el momento en el que yo le puse las semillas por encima y cuando se le hacen unos cortes por encima que a mí se me olvidaron.....

Y os cuento mis truquis:
- No tengo cazuela de hierro que en teoría es la ideal para hacer este tipo de pan así que lo hice con una de aluminio que es la que uso para cocinar.

- Se debe tapar porque así la masa suelta humedad y se cocina con vapor al principio. 
Quizás habéis visto en algunas recetas que meten en el horno algún recipiente con agua. Esto hace que nuestro pan quede crujiente por fuera, con corteza rica pero tierno por dentro.

- La tapa debe cerrar bien y no tener orificios. La mía sí tiene uno chiquitín que lo sellé con papel de aluminio y ya por último...

- Como tenía que colocar la cazuela en la mitad del horno y con la tapa no me entraba, la coloque al revés, con el asa hacia dentro para que no me pegara en la parte de arriba del horno.

Introducimos la cazuela con la masa  tapada en el horno a 250 º grados y lo tenemos unos 20 minutos.
Transcurrido este tiempo, con muchísimo cuidado de no quemarnos, quitamos la tapa y dejamos que nuestro pan siga cociéndose durante 55 minutos- 1 hora a 200º.

Pan-casero-facil-rico-hogaza

Este es el espectáculo al abrir el horno!!

Lo dejamos enfriar sobre una rejilla y.....a disfrutar! 


Como os decía antes, hacer pan en casa es una gozada y una satisfacción.

Os imaginaréis lo que hemos disfrutado en casa con estas rebanadas tostadas para desayunar....
y si ya las untamos con mermelada casera de mora o Nocilla también hecha en casa ....un auténtico escándalo!!

Espero que esta entrada os haya gustado y sobre todo os animéis a probar, a hacer pan, porque estoy segura que os va a encantar y sobre todo repetiréis fijo!.

Feliz Martes!.











Quizás también te guste

2 comentarios

Tus comentarios los recibo con muchísima ilusión, me encanta saber que te has pasado por aquí. No me dejes tu dirección del blog o web por favor, al señor Google no le gusta nada de nada!! Mil gracias!!

Flickr Images